Leroi

En realidad, no sé muy bien por qué escribo esto después de casi tres años, pero aún me acuerdo en ocasiones y no me queda nadie a quien contárselo que no lo sepa ya.

Además, hoy una compi de la uni me ha hecho volver a pensar en ello, y me sigue pareciendo bonito. Así que con mi quiche aquí vengo a desahogarme.

torre_eiffel_desde_abajo_muralesyvinilos_4135602__xl  Corría la primavera de 2013… HAHHAHAHHAHAHAHHAHA NO.

Bueno, sí era primavera y también fue en 2013. Y, aunque suene a Anna and the french kiss, estábamos de intercambio con un Lycée en Orléans (Francia). Teníamos nuestros dieciséis añitos y ni era la primera vez que salía del país ni la primera vez que me fijaba en un chico. Pero sí era el primer chico francés. Aunque ya os adelante que no es una preciosa historia de amor ni una relación a distancia digna de libro, tiene su aquel.

Les corres se fueron de España el día de San Valentín, y nos mandaron escribirles cartas de despedida (bueno, de hasta luego más bien) y que contaban para nota. Y como pelota de la clase no me basó hacerle solo a mi francesa, también le escribí una a él aprovechando que habíamos hablado un par de veces, frontera más que suficiente para que no fuese raro. Y, de hecho, no lo fue. Me escribió a los días dándome las gracias y empezamos a hablar de lo poco que habíamos hablado y de lo mucho que nos gustaría. Y un día y otro. Y todas las noches. Y todas las mañanas.

Pero, problema. Yo tenía novio algo con alguien en ese momento. Le quería un montón y era un cielo conmigo, hasta que me puso los cuernos al mes. Pero era un sol de chico 😒. Y, obviamente, yo tenía muy muy claro que con llamémosle…… un nombre francés… Leroi no podía pasar nada, a parte de que vivíamos a 1.147.5 Km el uno del otro, no hagas a otros lo que no te gusta que te hagan a ti. (Sí, ya, claro. Muchas gracias Karma, un detalle).  Bien. Las conversaciones siguieron and I was super into this guy. Y me fui a Francia.

A partir de ahí todo se complicó. íbamos juntos a todos lados, fui la primera (después de su corres) a la que vino a dar un abrazo cuando llegó el autobús. Me llamaba fea por las mañanas, a la hora de comer y en la bolera por las noches. Recuerdo exactamente una vez que estábamos de excursión y de repente (él tenía clase, que es un dato importante) otro de los franceses me cogió la cara para dirigirla al otro lado de un puente y verle venir corriendo para alcanzarnos. No se despegó de mi en toda la tarde. Ni durante los días y las noches siguientes. En una fiesta se durmió apoyado en mí y en las comidas yo me sentaba encima de él.

Me da mucha pena la verdad, porque todas nuestras conversaciones se resumían en : Je t’aime aussi, mais nous ne pouvons pas être ensemble. Fue tan tan de libro (vivirlo lo fue, croyez-moi) que me hubiese quedado en Orléans toda la vida. Pero había que volver a Madrid.

He estado buscando un bigotillo del Claire’s vaya tirones de bazo que me daba, así, sin venir a cuento que me compró el ultimo día, de estos que vienen dos para que el otro se quedase en Francia con él. Le escribí una carta  como de despedida, y en medio del caos de maletas se puso a llorar mientras la leía. Recuerdo casi quince minutos respirando frente con frente, prometiéndome que vendría a España en poco tiempo. Y yo, creyéndomelo como una estúpida de la vida. Y, después de eso, Skype durante un par de semanas, mensajes durante tres y desapareció. Desapareció del todo. Llevo dos años felicitándole por su anniversaire y nada.

De vuelta en Madrid mi “””relación””” se acabó y empecé a echarlo todo de menos.

El año siguiente, tres de los corres vinieron de sorpresa al instituto, pero él no. Axel dijo que mandaba saludos, pero eso es lo último que se de él. Cuando vuelva a Francia pasaré por Orléans, quizás me lo cruce y todo.

Tu me manques beaucoup  Ana je pense tout le temps à toi et aux moments qu’on a passé tout les deux. Tu es une fille merveilleuse et tu resteras toujours dans mon coeur 💘 je t’aime !!! Ta lettre est magnifique, tu as aussi réussi à me faire pleurer alors que je ne pleure jamais 😭 . Sans toi c’est très dur, je me sentais bien à tes côtés. Reviens à Orléans quand tu veux et surtout ne m’oublie pas je veux te revoir cet été 💘💘. C’est un petit cadeau mais pour moi sa compte beaucoup, je n’avais jamais offert de cadeau à une fille 💘 je t’aime je t’aime je t’aime je t’aime 😭

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s