5, 6, 8, 9

Estoy triste. Está lloviendo en Madrid y estoy triste.

Aprovechando que yo tengo ordenador y nadie me lee  (y que estoy triste) quería hacer un llamamiento a aquellas personas que nos llaman pesados, repelentes y varios a los que lo pasamos mal si no llegamos al nueve. Chicos, a veces un siete no es bueno y aprobar no es suficiente. A veces no nos lo tomamos a broma, a veces no nos gusta que nos pregunten. Y no tiene nada que ver con la nota que hayáis sacado vosotros, ni con la media. Es cosa nuestra.

A veces no necesito un tía, yo he sacado un 7 también, es una buena nota  o un con esa nota mis padres me hacen una fiesta. ¿Sabes? Probablemente a mí también. Probablemente si hubiese hecho el mismo trabajo que muchos, la noche de antes y sin preocuparme lo más mínimo, yo también la haría. Pero no es el caso.

Si dedico horas y horas a algo hasta que queda exactamente como yo lo quiero, y no hasta que quede bien, sino hasta que quede perfecto, que me lo califiquen con un siete no me hace estar orgullosa. Porque siete es justo la frontera en la que ya no se te permite decir que has sacado mala nota porque tía, es un siete, está super bien. Un siete me hace sentir decepcionada, un siete me va a tener horas pensando que mis 6, 8 o 10 horas de trabajo no merecen siquiera un notable alto. No estar  a gusto con el trabajo que has hecho es la peor sensación para un lunes por la tarde.

Así que, por favor, si me veis llorar o poner todas las cosas que pille a mano encima del trabajo que me acaben de dar, no me preguntéis la nota. Ahorrad el tiempo y ahorradme a mí el mal trago. Ahorraos los no está mal, Anna y mis borderías, porque sintiéndolo mucho no me va a salir otra cosa por mucho que lo intente. Dadme los argumentos que queráis que no lograreis convencerme. No lograréis convencernos de que estemos bien.

Algunos dirán que somos mártires, que necesitar la aprobación de los demás es denigrante, pero a cada uno le duele lo que quiere, y menospreciar la desgracia ajena sí que es horrible.

Así que por favor lo pido, queridos profesores, no pongan ustedes sietes como calificaciones. Son como puñales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s